El inquietante mundo de dos pisos

– Mamá, el viernes que viene vamos a hacer una manualidad chulísima en el cole.

– ¿Sí? Y, ¿qué es?

– Nos ha dicho la profe que vamos a hacer la maqueta de una ciudad, como nosotros queramos, con material reciclado. Y yo me voy a llevar los rollos de papel higiénico. ¿Ves como sí van a servir para algo?

– Eso espero, porque tienes guardados como 50.

– Y ya sé cómo va a ser mi ciudad.

– Dime.

– Como en este mundo cada vez vamos a ser más, porque cada vez es más fácil sobrevivir…  (en este punto me pregunto si debería llevarle la contraria, pero decido que no).  Pues creo que al final las ciudades serán de dos pisos para que pueda vivir más gente.

– Nico, las ciudades ya son de dos pisos y de un montón más, hay hasta rascacielos.

– No… no es eso. Me refiero a un piso que sea como el mundo en el que estamos ahora y que encima hubiera otro piso, con otro mundo.

– Ah… ¿y los de abajo no veríamos nunca el cielo? (Porque he asumido inmediatamente que a mí me tocaría estar abajo)

– Sí, claro.

– ¿Cómo?

– Ya se nos ocurrirá algo.

Y yo me he acordado de esto:

amanecerchino

Y llevo un rato ACOJONADA, la verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s