Carne de carretera

Tú también las has visto. Conduces hacia la playa o pasas por un polígono industrial y ahí están. Sentadas en una silla con su botella de agua y su sombrilla, como si estuvieran veraneando. Con muy poca ropa puesta, pero con tacones y pintadas como una puerta. Completamente expuestas, pero sintiéndose un poco escondidas tras un disfraz.

Son jóvenes, o no. Son extranjeras, o no. Lo que no me creo es que sean voluntarias.  Que les parezca un buen trabajo estar a kilómetros de cualquier sitio seguro, a merced de los clientes y del chulo que la ha obligado a estar ahí.

En el verano del 2012 las veía continuamente. Yo conducía un par de veces al día hacia un hospital de Torrevieja (en el que me dejaba un pedazo de mí misma con cada visita) y ellas estaban ahí, en mitad de una rotonda, completamente incongruentes, tan cerca y a la vez tan lejos de la playa.  Casi siempre iban vestidas con la misma “no-ropa” y una de ellas tenía unas botas altas, en pleno agosto. Tenía unos pies muy pequeños, como de geisha. Seguramente se conocían, pero cada una pasaba la mañana y la tarde sola, en su pequeña isla de asfalto, esperando que alguien reclamara “sus servicios”, quizá haciendo un turno, de 8:00 a 15:00.

Hace unas semanas leí un artículo en El País que me gustó mucho: Frágil carne de carretera.  Jacinto Antón cuenta cómo surgió el proyecto fotográfico de Txema Salvans, que retrata a esas prostitutas en esos sitios sorprendentes.  No pretende ser sensacionalista, no retrata el momento del intercambio de sexo, ni el encuentro o la despedida con el cliente, sólo las fotografía en la espera.  Las fotos son verdaderos poemas.  Pero lo que más me conmovió fue el final del artículo, con la hija del fotógrafo pintando casitas en las imágenes para proteger a las chicas. Una niña de 4 años que ya se da cuenta de que eso no está bien.

prostituta

Ese mismo día, en otra página del mismo periódico, había otra noticia sobre una puta de carreteraAdriana llevaba desde los 16 años siendo explotada por su propio marido y un día decidió que no podía más y se tiró por un puente. En el artículo, una testigo y hasta los policías se preguntan qué se le puede pasar por la cabeza a una mujer joven y con un hijo, para tomar esa decisión. Yo lo que me pregunto es qué se les tiene que pasar para aguantar un día y otro día en su silla de la carretera. Habrá algunas que no piensen, de puro terror, y otras que crean que no se merecen nada más. Y, sí, supongo que existirá una minoría a la que no le importe demasiado estar allí, que lo considere un trabajo como otro cualquiera.

Unos días después, en Francia, un numeroso grupo de intelectuales firmaban un manifiesto A FAVOR de la prostitución.

Intelectuales.

A favor.

Se hacen llamar los 343 cabrones, y qué queréis que os diga: lo son.

Anuncios

2 Respuestas a “Carne de carretera

  1. El sitio más inverosímil donde yo las he visto está pasado Yecla, en la carretera hacia Fuente La Higuera. Estaban esperando/ofertándose en los accesos a las fincas. En pleno mes de julio, separadas por cientos de metros entre si. En lugares donde no veo cómo puede parar siquiera un vehículo. Tan vulnerables que se te encoge el corazón.

  2. Yo también tuve una época en al cual dos veces por semana las veía en la misma carretera (salida de A-30 Monteagudo hacia carretera Alicante) y en todo ese tiempo me hice una idea y opinión similar a la tuya, no podía evitar pensar cada vez que tenía que pasar por ese tramo pensar en la situación por la que se veían abocadas. Era imposible pasar y sentirse indiferente al verlas en pleno invierno prácticamente desnudas a eso de las 15.30h.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s