Las tabletas en las aulas: no lo llames educación digital, si no lo es

Hace unas semanas, la Consejería de Educación de la Región de Murcia presentaba un proyecto para llevar la “educación digital” a 25 Institutos de la comunidad autónoma.  Recordemos que la Consejería, en su momento, no quiso participar en otro proyecto impulsado por el Ministerio de Educación, entonces del PSOE, que prometía dar un ordenador a cada alumno.  En aquella época argumentaron que se había improvisado y que, junto a los netbooks, no había un desarrollo de software ni formación adecuada para los profesores. Me pareció sensato.

Instalar nuevas tecnologías no supone sólo comprar el aparato.  En el colegio al que van mis hijos tienen pizarras digitales, pero no les dieron ordenadores. Aprovecharon el que tenían en el aula que, en términos digitales, es de la prehistoria.  Y la wifi no soportaba tantas pizarras a la vez, hubo que actualizarla.  Y cada vez que se funde una bombilla, hay que gastarse un dineral en reponerlas.  Eso sí, los profesores hicieron un curso para saber emplearlas en sus clases y toda la comunidad educativa está satisfecha con el resultado.

tableta

Pero, volvamos a lo de las tabletas.  En principio, hay que destacar varias ventajas:

  1. Los niños llevarán menos peso, puesto que se dejan los libros y ya sólo llevarán en la mochila la tableta y las libretas de ejercicios.
  2. No sale mucho más caro, el primer año se hace la inversión de las tabletas y licencias de los libros de texto, y el resto de los años, sólo habría que pagar las licencias, con lo cual se ahorra dinero.
  3. Es voluntario.  Los padres podrán elegir si siguen o no ese modelo.
  4. Además de los libros de texto incluídos en el dispositivo, se pueden añadir otra bibliografía y se puede consultar internet.

Pero también hay desventajas que no he visto citadas y que me gustaría destacar:

  1. La adscripción al programa es voluntaria y decidida por los padres (que son quienes pagan las tabletas) sin tener en cuenta si el niño está o no preparado o las diferencias que se van a crear en un mismo centro educativo.
  2. Como son los padres los que pagan y compran las tabletas, habrá alumnos que lleven el iPad último modelo y otros que lleven un eBook con internet. Y el sistema operativo que elijan.
  3. Las reparaciones de las tabletas son caras y es un dispositivo delicado.
  4. Según nos cuenta la federación de asociaciones de padres, ni se les ha informado, ni se les ha consultado sobre esta decisión.

Supongo que antes de poner en marcha este proyecto y planteárselo a institutos y padres, la Consejería habrá valorado los pros y los contras.  Hecho con el consenso de los padres, me parece una buena manera de sustituir los libros de texto, caros y pesados.  Pero que no lo llamen educación digital o enseñanza digital, porque no lo es.  Estamos aún muy lejos de idear la manera de enseñar con proyectos verdaderamente digitales que aúnen los dispositivos existentes, con vídeos, redes sociales y, en definitiva las herramientas que los alumnos de ahora se van a encontrar en el futuro.  Y no sé todavía si las tabletas son el dispositivo más adecuado para esa futura enseñanza digital, porque son ideales para ver y leer contenido, pero no para producirlo (¿habéis probado a escribir un texto largo en la tableta?).

Por cierto, esto no es más que mi opinión, como madre y como periodista que se interesa en el tema.  Aquí hay otras:

Anuncios

4 Respuestas a “Las tabletas en las aulas: no lo llames educación digital, si no lo es

  1. Yo, como parte afectada digo:
    -No hay dinero para profes de apoyo, pero si para pizarras digita les
    – No hay dinero para materiales, par ampliar institutos,pero si para más pizarras digitales.
    Y yo me pregunto, si la conexión a Internet a 3 megas, ¿como cáspita va a funcionar?. Cuando se rompa las tablets, ¿Quien las paga.¿Y si las roban?¿Y los niños conectandose a donde no debe?

  2. Pero ¿qué vende más? ¿Vamos a contratar a más profesores de apoyo o vamos a implantar la “enseñanza digital” y nuestros alumnos van a llevar esos dispositivos tan modernos?

  3. Por supuesto, el pegote de la enseñanza “digital, vende un huevo, sobre todo si te la sacan adelante los pringaos de siempre, o sea , nosotros, echando más horas que un reloj, porque, como supondrás, aparte de las tablets, hay que preparar las clases, trabajo adicional, que ,evidentemente no se reconoce de ninguna manera. Con la que cae y estos les da ahora por las tabletas. Iros a tomar viento!

  4. Me da igual tableta que libro, como si va en piedra, para mi lo que verdaderamente importa es el CONTENIDO, si no es atractivo y los profesores saben como comunicarlo, al final creo que servirá para que los alumnos esten chateando en clase. Como siempre la casa por el tejado, paredes muy bonitas por fuera pero cuando rascas solo es yeso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s