Yo sí entiendo los mapas

Sé que cumplo muchos de los estereotipos que se nos aplican a las mujeres: no me gusta el fútbol,  me encanta cocinar, adoro ser madre, cuando tenía tiempo cosía a punto de cruz y hablo por los codos, de hecho, me pagan por hablar. Además, no me gusta mucho conducir y me pierdo continuamente. Es casi patológica mi falta de orientación, pero precisamente porque no me oriento de manera natural, aprendí a preguntar todas las veces que sea necesario y a entender los mapas.

No soporto probarme ropa y sólo tengo los zapatos que necesito.  Si fuera un hombre, me permitiría el lujo de llevar siempre los mismos zapatos, pero soy mujer y eso está mal visto.  También se presupone que debo estar delgada, no lucir canas y maquillarme para disimular las ojeras de estar en pie a las seis de la mañana.  Y, sobre todo, la sociedad está convencida de que yo misma me he puesto un techo de cristal y que si me ofrecieran un ascenso, lo rechazaría, porque prefiero pasar más tiempo con mis hijos.  Se supone que las mujeres nos asustamos con las responsabilidades y que preferimos ser el poder en la sombra y no la jefa.  No es mi caso y estoy segura de que tampoco es el caso de muchas mujeres. Para muestra, el reciente estudio publicado por Linkedin y que he visto en TreceBits y en Empresas y dinero.

Una vez me apunté a un curso de jefes y al llegar me encontré conque todos eran hombres.  El profe también era un hombre, un coaching de mucho prestigio. No entendí casi nada del curso.  Voy a intentar explicar algunos motivos.

  • Lo primero que nos dijeron fue que nos preguntáramos qué sabíamos de nuestros subordinados. El coaching (qué palabra más horrible) nos contó que es fundamental conocerles para saber qué les preocupa y poder colaborar cuando tienen un problema. Eso sirve para hacer equipo. Y allí estábamos todos escribiendo en un papel qué sabemos de nuestros compañeros, si tienen pareja, hijos, cómo se llaman, de qué edades.  Yo estaba alucinada porque para ELLOS ese ejercicio tenía sentido y les hizo reflexionar y darse cuenta de que no hablan de nada personal con los demás. Y yo pensé, ¡madre mía! Porque, si me esfuerzo un poco, yo puedo poner hasta las fechas de cumpleaños de los hijos de mis compañeras y podría llamar a sus maridos para recordarles su aniversario. Hay algunas mujeres que, al llegar al trabajo, no comentan con los demás nada de su vida personal ni preguntan cómo has pasado el fin de semana.  Seguro que las hay, pero yo no conozco a ninguna.
  • Cuando quería explicar algo relativamente complejo, ponía un ejemplo de fútbol.  Y claro, para mí que ver un partido de fútbol es casi tan soportable como una ópera china, las metáforas sólo servían para liarme. Sé que hay mujeres que entienden de fútbol, pero no he conocido a ninguna que explique un problema empleando un símil futbolístico.
  • Y, para terminar, la importancia del contacto físico. Claro, él se refería a contacto entre tíos.  Palmaditas en la espalda y cosas así. Por lo visto es fundamental para que los hombres se sientan parte de un equipo.  Me sirvió para entender por qué los deportistas se tocan tanto.  Pero que nadie lo aplique conmigo, POR FAVOR, soy bastante arisca y no me gusta que me toquen en el entorno laboral.  Rara que es una.  Tal vez haya mujeres que crean que si un jefe te da un abrazo chillao o una palmada en el culo está tratando de convertirte en parte del equipo, pero yo no conozco a ninguna.

No trato de ridiculizar a este profesor.  Le he visto después en otra charla en la que hablaba a una audiencia mixta y para explicar la importancia del refuerzo positivo puso un vídeo muy tierno de su hijo aprendiendo a caminar.  Un vídeo que entendimos todos.  El problema no es que él no supiera explicar determinados conceptos a mujeres, lo que pasa es que dio por hecho que los jefes eran tíos.  Seguro que algunas cosas del curso me servirían, pero lo que más recuerdo es la sensación de que yo no tenía ninguna oportunidad de ascender, de convertirme en directivo si eso significa que debo hacer las cosas como un “machote”.

Pasaron siglos hasta que nos dieron la oportunidad de demostrar que podemos hacer las mismas tareas que un hombre.  Tiene que haber una manera de que no se tarde tanto en entender que somos distintas, pero capaces de conseguir los mismos objetivos. Y que respeten que, para llegar al mismo sitio, a lo mejor nosotras preferimos preguntar y aprender a entender los mapas.

Anuncios

2 Respuestas a “Yo sí entiendo los mapas

  1. Pingback: Mi aportación al 8 de marzo - Isabel Franco - Periodista, aprendiendo sobre redes sociales·

  2. El viernes pasado hacía una tarde espectacular, sol y calorcito, de esas tardes primaverales en pleno invierno que tanto nos gustan a los murcianos, así que después de varios días de lluvia y viento con mi niño de seis meses subiéndose por las paredes (el baby bethoven sinfonia de diversión ya no era nada divertido) cogí al nene y a su padre y me los llevé al parque a merendar, cada uno con su juguete (mi chico con su cámara de fotos nueva reflex para que practique), si tengo 2 bebes en casa realmente. Y me encantó ver el parque lleno de papas y de abuelos encargándose de sus niños, y me pregunté si la crisis a pesar de tanta desgracia, podría traer algo bueno como mas tiempo para los hijos, como al padre del mío que lo está disfrutando a tope y si estuviera trabajando solo lo vería durmiendo. No se si estoy en lo cierto pero antes estaba mal visto que la mujer trabajara y el hombre se quedara en casa, era un mantenido o un holgazán, ahora que la crisis está igualando las cosas y lo que importa es trabajar y se agradece a Dios que uno de los dos esté trabajando, los hombres tienen la oportunidad de trabajar en casa sin que se le mire mal y a la mujer a trabajar también fuera sin sentirse cumpable por no estar en casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s