Cartas de amor, hojas de cálculo a mano y otras cosas desfasadas

El otro día me di cuenta de una cosa extraña, tenía una lista de la compra sobre la mesilla de mi habitación. Que fuera una lista de la compra no es lo raro, mi marido tiene un restaurante y continuamente deja notitas, facturas y esbozos de menús por todas partes. Lo extraño es que me di cuenta de que no sabía si era la letra de mi marido porque no he visto lo suficiente su letra escrita a mano como para reconocerla.  Y llevamos juntos diez años.

Es tremendo. Reconocería en cualquier parte la letra de mis padres y la de mis hermanos mayores.  Todavía me emociono cuando me encuentro alguna nota escrita por mi hermana Celia.  Entre compañeros de trabajo normalmente sólo nos intercambiamos recados por email, pero algunas letras podría reconocerlas. Pero no tengo ni idea de la letra que tienen la mayoría de mis amigas, ni sería capaz de reconocer la de mi marido.

Por eso, los papeles de Bárcenas y la cantidad de grafólogos que los han sometido a estudio me tienen alucinada.  ¿Todavía hay gente que se dedica a estudiar nuestras letras manuscritas? ¿Qué va a ser de esa profesión dentro de unos años? Mis hijos están aprendiendo a escribir y a cuidar su caligrafía, pero ¿tendrá sentido cuando los alumnos aprendan directamente en tabletas? ¿Perderemos parte de nuestra identidad cuando ya NO TENGAMOS letra?

escritura

Y, ¿cómo es posible que un profesional como Bárcenas, contable durante años de una institución como un partido político, escribiera a mano? ¿Es un romántico, Bárcenas?

Hay más ejemplos de lo que digo: que se está perdiendo la letra escrita y que, sin embargo, es algo a lo que damos mucha importancia. En El País publican un artículo precioso escrito por Antonio Muñoz Molina sobre  la letra de Proust y la emoción que siente al poder VER los manuscritos, descubrir que escribía de manera compulsiva en cualquier superficie y hasta que no le quedaban fuerzas.

¿Cuánto tiempo hace que no recibes una postal? ¿Una felicitación firmada por varios amigos en lugar de poner algo en el muro de facebook? ¿Una carta en el buzón que no sea una factura del banco?  Hace unos meses invitamos a comer a los suegros de mi hermana a casa, son ingleses.  Semanas después recibimos una postal en la que nos agradecían nuestra amabilidad y nos emocionamos todos.

Es una tremenda chorrada lo que voy a escribir, pero lo único que hace que Bárcenas me parezca humano, es lo de que cometiera sus presuntas fechorías con su propia letra.

Hannah Brencher ha tenido una reflexión parecida a la mía, que merece la pena ver: cartas de amor a extraños

Anuncios

2 Respuestas a “Cartas de amor, hojas de cálculo a mano y otras cosas desfasadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s